Venta Telefónica +56948677331 /

Despachando con Normalidad

0

Tu carrito está vacío

abril 29, 2022 3 Min Lectura 0 Comentarios

¡Conéctate contigo! Consejos para meditar 

Empezar a meditar es una decisión que mejorará nuestro bienestar, ya que puede ayudarnos en procesos como la relajación, elevar la conciencia, enfocar tu atención, entre muchos otros beneficios. Son técnicas destinadas a generar un cambio de conciencia, satisfacción y tranquilidad en cada área de nuestra vida.

Aprender a meditar requiere de técnicas que hacen de la práctica un ejercicio muy ameno,  meditar para sanar la ansiedad, enfocar la atención, tranquilizar los pensamientos y tener un mejor bienestar. Si aún no sabes cómo iniciarte en la meditación intenta practicar mínimo cinco minutos diarios e ir aumentando cuando te sientas más seguro. Prueba las siguientes técnicas de meditación para principiantes:

Sé consciente de tu respiración 

La meditación mindfulness propone la respiración como uno de sus pilares, esta técnica es la más común y básica para el desarrollo de una práctica meditativa. Si quieres llevarla a buen puerto, la respiración consciente es fundamental, en caso de ser principiante te recomendamos que inicies con ella, ya que es fácil de aprender y te ayudará a concentrarte rápidamente. 

Al empezar a meditar, puedes darte cuenta que tu mente tiene mil pensamientos por hora y pese a hacer ejercicios de respiración, no puedes concentrarte fácilmente; esta es una situación normal que mejorará con mucha práctica. La meditación para principiantes propone técnicas fáciles para que aprendas a hacerlo: 

Coloca tus manos sobre tu pecho, sobre tu corazón, cierra los ojos, inhala y exhala durante 10 segundos, siente cómo la respiración recorre tus pulmones y cómo tu pecho sube y baja a medida que respiras, en la exhalación deja salir el aire por tu boca, y repite las veces que consideres necesario.


Meditación sonora

Es frecuente la pregunta sobre cuál es la mejor forma de meditar y son bastantes sus respuestas, existen muchas técnicas que puedes utilizar en la meditación para principiantes dependiendo de tus gustos y de lo que más se te facilite. Por lo tanto, si quieres meditar para iniciar tu día con propósito estás a un “clic” de hacerlo. 

Elige la música que te apetezca para iniciar tu meditación, aquella que te permita sumergirte en los sonidos, te recomendamos la música de naturaleza, de ambiente, relajantes y de preferencia instrumental para evitar distracciones. ¿Cómo hacerlo? Cierra tus ojos y escucha atentamente; por ejemplo, cada pajarito cantar, cómo el agua cae o cómo los árboles mueven sus ramas, concentrarte en la música y esta te ayudará a crear un estado mental armonioso, a medida que lo practiques notarás cómo eres más consciente de aquellos sonidos que omites durante el día a causa de una mente ocupada por pensamientos.


Escanea tu cuerpo

Meditar con los fundamentos de la atención plena es básica en la meditación para principiantes y una de las que más importan dentro de la práctica. Mindfulness busca que entres en contacto con todo tu cuerpo y seas consciente de todas las sensaciones en momentos específicos. Si se usa esta técnica para el cuerpo, verás que la exploración o escaneo corporal te ayudará a tomar conciencia del calor, dolor, felicidad, cansancio y todas las  sensaciones que tu cuerpo y mente puedan percibir.

Si quieres empezar a meditar con el escaneo de tu cuerpo y darte cuenta de lo que sucede dentro de él,  debes saber que este escaneo llevado a cabo por medio de la atención plena, te llevará a tomar consciencia de las posibles falencias, enfermedades y tensiones a las que no siempre pones atención y pueden complicar tu vida. También puede ayudarte a conciliar el sueño o a descansar mejor mientras duermes. Puedes hacerlo de la siguiente forma:

Acómodate, de preferencia con los ojos cerrados, puede ser sentado o acostado, en de cualquier forma busca estar cómodo, respira profundamente unas cuantas veces, inhala y exhala lentamente, siente como se contrae el pecho y abdomen y concéntrate en ese movimiento. Con la respiración en marcha, lleva la atención a tus pies y nota la sensación que tienen actualmente, por ejemplo, si están cansados o adoloridos, puedes iniciar de pies a cabeza o de cabeza a pies. Identifica que siente cada parte de tu cuerpo, escanea cada área en la dirección que elegiste, si sientes dolor o sensación incómoda centra tu atención en ella, luego continua con todo el cuerpo, esto te ayudará a liberar cualquier tensión que sientas.


Suscríbete!