Venta Telefónica +56948677331 /

Despachando con Normalidad

0

Tu carrito está vacío

diciembre 21, 2021 2 Min Lectura 0 Comentarios

Copa menstrual ¿La mejor opción para el medio ambiente?

La copa menstrual como opción de higiene femenina ya no es algo nuevo, desde hace tiempo que se ha convertido en la opción favorita de muchas mujeres, por lo económico ya que se puede usar por años, simple, y sobre todo respetuoso con el medio ambiente, ya que no genera residuos como las toallas higiénicas y los tampones. 

La copa se define como-, cómoda, segura, moderna, simple, ecológica, económica e higiénica. Este recipiente de silicona médica, se introduce en el interior de la vagina (de igual forma que un tampón) durante la menstruación, adaptándose a las paredes vaginales en todo momento, independiente del movimiento y ejercicio que se haga. Es un sistema seguro e indoloro. 


Pero ¿es la opción más sostenible? 

La contaminación por plástico es uno de los problemas ambientales más relevantes en la actualidad. Los productos que normalmente se utilizan para la higiene femenina menstrual no son reutilizables y están compuestos de materias que tardan en descomponerse unos 300, según estima la organización de Ecologistas en Acción. Los tampones y las toallas femeninas están fabricados con materiales de un solo uso y altamente contaminantes. Los tampones están elaborados con una contaminación de algodón blanqueado o rayón, pudiendo contener fibras y pesticidas. Las compresas están fabricadas en su mayoría de plástico.

Se calcula que una mujer promedio suele usar entre 8mil y 17mil tampones a lo largo de su vida, aportando en los 100mil millones de productos de cuidado femenino que se desechan cada año. Según una “calculadora menstrual” elaborada por la marca sueca Intimina, se estima que una chica de 14 años que solo use toallas higiénicas genera 310.800 de residuos. 

En cambio las copas menstrual de silicona, están hechas de material hipoalergénico que permite llevarlas puestas hasta doce horas seguidas. Se limitan a recoger el flujo vaginal y no absorber residuos que pueden ser necesarios para la higiene íntima. Además de tener una vida entre 5 a 10 años, dependiendo de la marca. Convirtiendo la copa en la opción más sustentable ya que reduce el uso de tampones y compresas. 


Suscríbete!