Venta Telefónica +56948677331 /

Despachando con Normalidad

0

Tu carrito está vacío

febrero 16, 2022 4 Min Lectura 0 Comentarios

¿Sufres del síndrome de piernas cansadas? ¡Conoce estos consejos! 

Cuando hablamos de piernas cansadas nos referimos a la sensación de pesadez en las extremidades inferiores. Es identificable por sus síntomas: una molestia no localizada en las piernas, hormigueo, calambres e hinchazón.

Las exigencias del día a día tienen mucha influencia sobre la salud de nuestro organismo y de nuestro cuerpo. Sentir cansancio tras pasar horas de pie es normal, pero si esa sensación es continua y no mejora con el descanso, entonces podríamos tener el síndrome de las piernas cansadas. No se trata de una enfermedad de gravedad, pero resulta molesta y limita la actividad diaria, por lo que es necesario tratarla. 

Realmente, el síndrome de las piernas cansadas es una consecuencia de una mala circulación en las piernas. A esta situación se le denomina insuficiencia venosa crónica (IVC), una afección prolongada que se origina por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas o lo que es lo mismo, por una serie de coágulos de sangre en las piernas.

¿Cuáles son los síntomas? 

Pesadez en las piernas. Es una sensación continua y muy molesta porque las piernas son los ejes de sujeción de todo nuestro cuerpo. Si ellas fallan, falla todo. La insuficiencia venosa provoca que las venas de las piernas tengan dificultad para dejar pasar el flujo sanguíneo. 

Hormigueo. Esta sensación no es normal, aunque nos ocurre muy a menudo al estar en una misma postura mucho tiempo. La sensación de hormigueo se debe a una falta de riego sanguíneo y cuando es continuo es un síntoma de que algo no va bien. 

Dolor y calambres musculares. Tener piernas cansadas puede provocar que los músculos se resientan. Los calambres son contracciones involuntarias de los músculos, que desembocan en un dolor muy molesto en, este caso, en las piernas. 

Hinchazón o edemas. Es la acumulación de líquido en el cuerpo y es uno de los principales síntomas del síndrome de las piernas cansadas. Se agrava a medida que pasamos mucho tiempo de pie y sin ejercitar las piernas. Se alivia al reposar las piernas y aplicar frío. 

Picor o prurito. La sensación de adormecimiento y hormigueo también puede desembocar en la aparición de picor, que resulta muy desagradable. Además, cuanto más nos pica, más nos rascamos y es la pescadilla que se muerde la cola. 

Aparición de arañas vasculares o varices. Son un entramado de vasos capilares dilatados; es decir, son marcas en la piel que surgen por la incapacidad de retornar la sangre al corazón, lo que se conoce como insuficiencia venosa. Las arañas vasculares son de menor tamaño y de color rojizo, mientras que las varices son más notorias y tienen un color más azulado.

Parestesias nocturnas. Se trata de una sensación de adormecimiento de las piernas debido a que el nervio está bajo una presión física. Es la aparición de sensaciones punzantes, de hormigueo, de picor, de entumecimiento o de quemazón en las piernas. 

¿Qué se puede hacer al respecto?
  1. MUÉVETE Y CAMBIA DE POSICIÓN

No es recomendable pasar mucho tiempo en la misma posición, ni de pie ni sentados. Prueba a realizar ejercicios sin impacto como nadar o ir en bicicleta. Si notas molestias túmbate y eleva las piernas durante un rato. Esta postura favorece la circulación de la sangre desde las piernas al corazón.

  1. MASAJEA LA ZONA Y APLICA AGUA FRÍA

Los masajes también activan la circulación y contribuyen a eliminar la retención de líquidos. Estos se deben hacer siempre en un sentido ascendente. Si no sabes cómo realizarlo acude a nuestro centro de salud en los Llanos de Aridane. Los baños de contraste, combinando agua caliente con agua fría, son otro método para calmar el hormigueo.

  1. CUIDA TU DIETA

La alimentación es un factor importante para mejorar la sensación de piernas cansadas pero no funciona de un día para otro. Es importante que te comprometas con una dieta libre de productos ultraprocesados, fritos, dulces y alcohol. Elimina el consumo excesivo de sal en tus platos. El sobrepeso y la insuficiencia venosa están muy relacionados. Beber agua en cantidades es importante para evitar la retención de líquidos y mantenerse hidratado.

  1. EVITA LA ROPA MUY AJUSTADA

Libera tus piernas utilizando ropa holgada. En ocasiones se utilizan medias de compresión especializadas y confeccionadas para mejorar el flujo sanguíneo. Pero recuerda que compresión no es opresión. Los pantalones ajustados y las botas estrechas no te hacen ningún favor.

  1. CONSULTA CON UN ESPECIALISTA 

En Naturland tenemos terapeutas profesionales que podrán ayudarte y darte un diagnóstico especializado a lo que necesites. 

Visita cualquiera de nuestras tiendas y pide una consulta SIN COSTO (conoce nuestras tiendas) 

Además tenemos un catálogo de productos que pueden ayudarte: 

Terravenol

Coadyuvante para piernas cansadas y dolorosas.

Roll-on de masajes anti-celulitis 50ml Naturel

Elaborado con componentes orgánicos que:

  • Impiden la formación y transformación de glucosa en grasas y colesterol.
  • Favorecen la circulación sanguíneas
  • Ayudan al drenaje linfático y circulatorio.
  • Previenen la formación de  la celulitis.





Suscríbete!