Venta Telefónica +56948677331 /

Despachando con Normalidad

0

Tu carrito está vacío

febrero 11, 2021 3 Min Lectura 0 Comentarios

¿Tienes piel grasa y quieres evitar los brotes? ¡Sigue estos consejos! 

Es común tener piel grasa o mixta, esta se produce mayormente por herencia genética, y cierta parte también se da por la alimentación que tenemos y los hábitos que desarrollamos en nuestra vida. 

Unas de las mayores desventajas de tener la piel grasa, es que es particularmente sentible a los brotes de acné y puntos negros, independiente de la edad que tengamos. 

Ya cuando pasamos los 30+, dejamos atrás el desajuste hormonal de la adolescencia y comenzamos “relajarnos” en cierta medida en los cuidados que tuvimos con la piel durante los 20+, por lo mismo te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a cuidar tu piel grasa a los 30+.

 

1. Mantener una buena hidratación en base de agua

Lo más probable es que ya hayas escuchado este consejo, pero el simple hábito de beber como mínimo dos litros de agua al día, permite que tu organismo funcione correctamente, mejora tu digestión y permite que la piel se deshace de toxinas de una manera más eficiente. También ayuda a deshacerse del sebo del dermis de una forma totalmente natural.

 

2. Utiliza productos específicos para tu tipo de piel  

Muchas veces nos dejamos llevar por el producto más vendido en el mercado o por el que nos recomendó una amiga porque a ella le funcionó, pero lo cierto es que cada tipo de piel es distinta, por eso hay que tener ojo en qué es lo que le aplicamos a nuestro rostro. 

Según dermatólogos, para las pieles grasas lo ideal sería utilizar limitadores de fórmula de base oleosa, puesto que “grasa quita grasa”. Sin olvidar también el tónico y crema hidratante adecuada. 

 

3. ¡No te olvides de la hidratación! 

Un mito muy común es pensar que al tener piel grasa no es necesario hidratarla ¡es un error! No por el hecho de tener más producción de sebo en el rostro, significa que está mayor hidratada, puede suceder que tengamos la piel con grasa pero deshidratada. 

Por ello es súper importante buscar una crema que se adecue a tu tipo de piel, que no tenga una fórmula pesada y evitar las que contengan fragancia, una buena recomendación sería las cremas con fórmula gel, son ligeras, fáciles de aplicar, no deja sensación grasosa y son buenas hidratantes.  

 

4. Exfoliación semanal 

Sumar a tu rutina una exfoliación semanal es sumamente favorable para las personas que tienen la dermis grasa, ya que ayuda a reducir la aparición de brotes y puntos negros, así también ayuda a la reducción del sebo. 

¡Pero no te excedas! la exfoliación es recomendable una o dos veces por semanas, puesto que al realizarlo más veces produces el efecto contrario, alteras la producción de grasa, además de dañar la barrera cutánea de la piel. 

 

5. Consumos de lípidos 

Una alimentación constante o frecuente en base a grasas trae consigo una piel más oleosa o produce más brotes de lo normal, por ello, es recomendable reducir el consumo de harinas o calorías que sean innecesarias, para así conseguir una piel más limpia y saludable.

 

¡Puedes aprovechar un 10% de descuento en cosmética para cuidado de la piel! y obtener productos en bases gentiles que te ayudara a tener un rostro radiante este verano. 


Suscríbete!