Venta Telefónica +56948677331 /

Despachando con Normalidad

0

Tu carrito está vacío

febrero 24, 2021 2 Min Lectura 0 Comentarios

Sequedad vaginal: A qué se debe y cómo tratarla 


La sequedad vaginal, puede ocurrir en cualquier momento de la vida y las causas son múltiples; edad avanzada, tratamientos hormonales o antidepresivos, radioterapia, quimioterapia, lactancia, estrés y afecciones como diabetes, enfermedad inflamatoria intestinal, insuficiencia cardíaca crónica, esclerosis múltiple, entre otros. 

Por lo general, se debe a una disminución en la cantidad de estrógenos que genera una atrofia vaginal, por eso es más común en mujeres menopaúsicas y post menopaúsicas, llegando a afectar a más del 50% de esta población. Sin embargo esto no se informa, de hecho se normaliza, por lo tanto, no se trata de manera correcta.

Muchas mujeres describen que la sequedad tiene un impacto negativo en su calidad de vida, ya que les afecta en sus actividades diarias, deportivas y en su función sexual, generándoles dolor e insatisfacción. 

La lubricación en la mujer es un signo al cual le debemos prestar la suficiente atención, ya que nos informa de nuestra salud general. Lo que llama la atención, es que cada vez es más común que mujeres entre 28 a 35 años sin estos antecedentes manifiestan este tipo de molestias, y aquí hay que tener cuidado, porque si a los 30 años debo utilizar lubricante para que mis relaciones sexuales no sean dolorosas, es porque algo no anda bien y hay que revisarlo, muchas veces se debe a una dieta poco equilibrada y/o falta de agua.

Una de las medidas que adoptan las mujeres para su control es el uso de lubricantes, los cuales están de venta libre en el comercio, cada vez la oferta aumenta, habiéndolos de sabores, texturas, temperaturas, etcétera. Pero, ¿ayudan a la sequedad vaginal?

Está demostrado que el uso de HIDRATANTES VAGINALES (o humectantes) producen mayor comodidad y reducción de esos síntomas, ya que rehidratan el tejido mucoso, se absorben en la piel y se adhieren al revestimiento vaginal, imitando así las secreciones vaginales naturales.

Estos, son de uso permanente y tienen como objetivo mantener la humedad constante de la vagina, para regular su hidratación y Ph.

Su frecuencia de aplicación, es directamente proporcional a la severidad de la atrofia, es decir, cuanto más severa es la atrofia vaginal, más frecuente debe ser su aplicación. Además, sus efectos son más prolongados que los de los lubricantes, con una duración de 2 a 3 días.

Los LUBRICANTES, son diferentes, son de uso esporádico, pueden ser en base a silicona, agua o aceite y están diseñados para generar una película de deslizamiento que reduce la fricción y por lo tanto el trauma en los tejidos. Su uso se puede complementar con el hidratante vaginal para situaciones específicas como realización de ejercicio físico intenso o durante las relaciones sexuales.

Si tienes dudas o molestias, no dudes en consultar con un especialista.

 

Francisca Maturana Vega

Kinesióloga especialista en suelo pélvico

@pelvi.ca

 

Referencias:

  • Potter, N., & Panay, N. (2020). Vaginal lubricants and moisturizers: a review into use, efficacy, and safety. Climacteric, 1-6.
  • Edwards, D., & Panay, N. (2016). Treating vulvovaginal atrophy/genitourinary syndrome of menopause: how important is vaginal lubricant and moisturizer composition?. Climacteric19(2), 151-161.

Suscríbete!