Venta Telefónica +56948677331 /

Despachando con Normalidad

0

Tu carrito está vacío

mayo 19, 2022 4 Min Lectura 0 Comentarios

¿Cabello reseco? ¡Sigue estos imprescindibles para cuidarlo este otoño invierno!

De las mejores mascarillas hidratantes a los tratamientos más eficaces, así se presume de melena en pocos pasos. 

Con las bajas temperaturas actuales, junto con los cambios de temperatura es común que nuestro cabello presente mechones lacios, puntas abiertas o el cuero cabelludo seco. por eso es necesario aplicar cuidados intensivos para mantenerlo sano y terso. Además, el uso de gorros y el contraste entre el frío del exterior y la calefacción de los espacios interiores predispone a nuestra melena a sufrir el temido encrespamiento, así como el odioso efecto de la electricidad estática.

Si quieres anticiparte al desastre capilar, te recomendamos que tomes nota de estos cuidados para el pelo en otoño:


Sella la humedad con productos hidratantesLas temperaturas muy altas o muy bajas pueden minar rápidamente la hidratación de tu pelo, dejándolo seco, quebradizo y frágil. Para ponerle freno es importante incorporar productos hidratantes en tu rutina de cuidados y reducir al mínimo el champú. Aquí es donde entran en juego los acondicionadores sin aclarado y los productos ricos en nutrientes que puedas aplicar y dejar toda la noche.
Puede combinar una mascarilla con productos ricos en aceites que mantienen la hidratación del cabello, preservando las raíces si tienes problemas de sebo.


Secarse el cabello con cuidado

El pelo en esta época suele venir bastante quemado, que es distinto a la sequedad normal. Es recomendable usar productos que sean a la vez fortalecedores e hidratantes.


Cuida el cuero cabelludo

Así como protegemos nuestra piel de los elementos, cuando llega el otoño es importante proteger el cuero cabelludo, ya que cuando bajan las temperaturas y el frío se impone, el cuero cabelludo se seca y el cabello se vuelve más frágil. Por ello es recomendable usar un exfoliante de cuero cabelludo que contenga propiedades hidratantes durante los meses de frío. 

También es importante activar la circulación de este. Cuando nos lavamos el pelo es recomendable masajear el cuero cabelludo suavemente con las yemas de los dedos para dilatar los capilares y garantizar que los nutrientes lleguen a la raíz del cabello. Así favorecemos el crecimiento del pelo.


Invierte en un buen cepillo

Además de proteger tu cabello con productos hidratantes durante los meses de invierno, ten en cuenta que el viento frío también puede dañarlo. Sobre todo si tu cabello es afro o rizado. Cuando nos exponemos a vientos fuertes el cabello tiende a enredarse y hacerse nudos con más facilidad, así que cuando lo peinas y lo desenredas, los tirones pueden causar más daños y terminar en roturas y puntas abiertas, por lo que es recomendable invertir en un buen cepillo para prevenir enredos.
Puedes optar por un cepillo de cerdas naturales que además de respetar más el cabello que los tradicionales, también activan la circulación. 


Evita el agua caliente

Puede que durante este tiempo sea difícil no ducharse con agua caliente, pero lavarse el pelo con agua muy caliente no es lo mejor para la salud de nuestro cuero cabelludo, ya que se daña la cutícula y reseca el pelo. En lugar de ello, protege las raíces lavándolas con agua tibia.


Reduce el uso de aparatos de calor

Evita en lo posible el uso de secadores, rizadores y planchas y, en caso de no poder evitarlo, hazlo con la temperatura y tiempo de exposición mínimos para no dañar la estructura capilar. Aprovecha en lo posible los días de sol para secar tu pelo al aire y evita en todo caso que expongas tu melena húmeda al frío. Además, siempre que vayas a usar secadores, planchas y moldeadores debes usar algún producto protector del calor para prevenir daños.


Sigue una alimentación equilibrada

Para mantener la salud de tu cabello hay que cuidarlo también desde dentro. En este sentido, es vital llevar una dieta equilibrada, invertir en suplementos diarios de calidad e hidratarse, bebiendo mucha agua.

La vitamina D es clave, ya que juega un rol determinante a la hora de estimular la producción de nuevos cabellos en los folículos, así que cuando los niveles disminuyen, esto evita que aparezca un nuevo cabello saludable y grueso. También es importante consumir grasas saludables. Usamos estas grasas para segregar aceites desde nuestro cuero cabello, esto ayuda a lubricar la raíz del cabello, y ayuda a mantenerlo hidratado. Lo que ayuda a mantener el cabello más saludable y brillante desde adentro.

Así también la vitamina B hace nuestro pelo más resistente, mientras que minerales como el hierro, el yodo, el magnesio y el silicio contribuyen a su buena apariencia. Consumir el nivel adecuado de proteínas para conseguir un cabello fuerte y brillante. Asimismo, hay complementos alimenticios que pueden resultar beneficiosos en esta época para recuperar la salud del cabello, como son la levadura de cerveza o el germen de trigo.

Si estás buscando productos parra cuidar tu cabello te recomendamos revisar nuestra sección de cuidado capilar, donde encontrarás productos perfectos para mantener sano tu pelo. (REVISA AQUÍ)


Suscríbete!