Venta Telefónica +56948677331 /

Despachando con Normalidad

0

Tu carrito está vacío

junio 04, 2020 3 Min Lectura 0 Comentarios

¿Cómo podemos dormir mejor en momentos de crisis? Actualmente a raíz de la situación que estamos vivimos, nos encontramos muchas veces en un estado de alerta constante causada por una hiperactividad de nuestro organismo, produciendo principalmente insomnio o una conciliación del sueño dificultosa, despertando durante la noche o durmiendo a horas inadecuadas, en momentos como estos somos mucho más vulnerable a padecer diversos trastornos del sueño esto puede causar sentirnos cansados, irritable o de mal humor.
Diversos estudios en los últimos tiempos han demostrado que no dormir las horas correspondientes puede asociarse a un incremento de padecer enfermedades como hipertensión o diabetes, un estudio realizado en la escuela de medicina de la universidad de Yale (EE.UU) concluyo que todas las personas que duermen en promedio menos de 6 horas diarias tienen el doble de posibilidades de padecer diabetes independiente de su edad o estado físico. Según un estudio realizado en la universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) dormir menos de 5 horas diarias está estrechamente relacionado a que la leptina (hormona encargada de regular el apetito) sea hasta un 15.5% menor de lo habitual lo que nos lleva a aumentar el porcentaje de grasa y a comer a deshoras.

Como hemos leído sufrir de periodos prolongados de la privación del sueño puede ser muy perjudicial para nuestra salud, entonces ¿cómo podemos abordarlo desde la medicina natural?
Lo primero que debemos hacer desde esta mirada integrativa es reflexionar y preguntarnos a nosotros mismos ¿Qué es lo está afectando nuestra calidad de sueño? Quizás pensamientos repetitivos, preocupaciones, miedos, incertidumbre, es importante poder identificar la causa ya que desde la medicina natural buscamos encontrar la raíz y no solo ir al síntoma (que en este caso sería la falta de sueño), mientras encontramos esta causa o raíz de la situación que nos está afectando es importante empezar a tratar el problema para esto podemos recurrir a realizar actividades o a diferentes suplementos alimenticios, ¿Cuáles serían algunos de ellos?

  • L – triptófano: es un aminoácido esencial que ayuda principalmente a metabolizar la producción de serotonina la cual es el neurotransmisor encargado de segregar la hormona de la melatonina, en consecuencia al tener una ingesta adecuada de este aminoácido en nuestro organismo este se verá beneficiado al tener una mayor producción de serotonina que se encargara de que podamos tener un mejor estado de ánimo, de equilibrar nuestro apetito, nuestro ciclos de sueño y nuestra ansiedad. Una vez segregara la melatonina esta nos ayudara principalmente a inducir el estado de somnolencia lo que regulara nuestro ciclo de sueño.
  • Magnesio: actúa como un relajante natural en nuestro organismo, es un regulador primario que interviene en numerosas reacciones metabólicas ayudándonos a sentirnos menos cansados, deprimidos y sin ánimos (principales consecuencia de dormir mal), también es un excelente activador de las vitaminas del complejo B por lo que su consumo junto con un complejo vitamínico es ideal.
  • Flores de Bach: dentro del sistema floral de Bach existen diferentes flores para ayudarnos a conciliar el sueño una de ellas y la principal puede ser Impatiens la cual nos ayuda pausarnos un momento y a no ir tan deprisa ayudando principalmente a las personas nerviosas e impacientes, existen una variedad de flores las cuales combinadas de forma correcta puede ser un excelente tratamiento coadyuvante para la regulación del sueño, es importante recordar que cuando hablamos de utilizar flores de Bach estas siempre deberán ser recomendadas por una terapeuta floral.

Algunas plantas medicinales como la lavanda, ulmaria, anís o la mejorana también pueden ser un buen inductor del sueño ya que sus principios activos están enfocados en disminuir la hiperactividad del sistema nervioso.

Algunos de nuestros productos que contienen los compuestos mencionados anteriormente son: L-triptofano, Biobalance, Magnevita, Treolam, Terranormil, Ravonat.

Otras recomendaciones:

Es importante generar una rutina de relajación antes de ir a dormir como por ejemplo:

  • Escuchar música agradable o de relajación, estas pueden ser de meditación, mantras o cuencos tibetanos según sea de su agrado.
  • Ir a una misma hora a la cama todos los días para poder crear un hábito en primera instancia.
  • Mantener un ambiente tranquilo y confortable (temperatura agradable y oscuro)
  • Realice ejercicios cortos de estiramiento por lo menos 20 o 30 min. antes de ir a dormir.
  • Evite la nicotina y el alcohol en la noche, ya que ambos funcionan como estimulantes.
  • Tenga en cuenta que la última ingesta de comida debe ser por lo menos 2 horas antes de ir a dormir.
  • Intente realizar ejercicios de respiración consciente, esto ayudara a bajar los niveles de ansiedad y funcionara como inductor del sueño
  • Si realiza algún tratamiento natural ya sea con suplementos, plantas o flores de Bach, es fundamental que sea constante y siga las indicaciones de su terapeuta.

 


Suscríbete!